lunes, 5 de diciembre de 2011

Reseña: Los pálidos señores con las tazas de moca - Herta Müller

 

Título: Los pálidos señores con las tazas de moca.
Autora: Herta Müller.
Editorial: e.d.a. (Ediciones de aquí), 2010.
ISBN: 9788492821068.

El último poemario de Herta Müller, Premio Nobel de Literatura 2009. 
En él vemos la capacidad creativa y la agudeza de la autora, son poemas-collages escritos palabra a palabra hasta conformar un poema entero, lo que da muestra de su expresión artística.
Los poemas que nos encontramos en el libro tratan más o menos de los temas que la autora utiliza en su obra narrativa, como los regímenes dictatoriales -en especial, el régimen comunista de Nicolae Ceaușescu-, la pobreza, la guerra, su propia visión del mundo ante esos regímenes y, ser, al fin y al cabo, la voz de los que no la tienen.

Los poemas, que están compuestos por palabras recortadas de revistas y se alternan con imágenes de la propia autora -luego pondré un ejemplo- al principio pueden parecer un poco chocantes, porque son unos poemas muy distintos a los usuales. Además, también son un tanto surrealistas, en algunos no he llegado a captar el mensaje completo -aunque me ocurrió más cuando leí su primer libro de poemas, El guarda saca su peine (Linteo, 2010), luego leí el segundo, En el moro mora una señora, incluido en el mismo tomo, y ya me acostumbré totalmente-, pero en otros captar a la perfección el mensaje que la autora quiere transmitir. También me gusta porque son poemas que te hacen reflexionar una vez que los has leído, como si tras su lectura observases el mundo de un modo diferente.
Las ediciones de sus poemarios en español están muy bien cuidadas y, personalmente, creo que muy bien traducidas. Esta en concreto está hecha por José Luis Reina Palazón, que fue distinguido en 2001  con el Premio Nacional de Traducción por la traducción de la Obra completa de Paul Celan y además, ha traducido también a los más importantes poetas alemanes -aunque también franceses, italianos y rusos-.

Os voy a copiar cuatro poemas que me han gustado mucho:

Cuando gente fina pregunta a bocajarro
a mi madre cómo se puede llevar ese peinado empinado
como una máquina de coser medio enfundada en piel
me tengo que avergonzar pero ella dice
pero si en el fondo ellos vienen casi de la
nada como aserrín y perros callejeros
y nosotros
 * * *
         Mi madre se llamaba Franziska cuando murió
         lloró mi padre cuatro días y tres noches y
 dijo después que no quería ir más a la oficina iba
a la puesta del sol lento por el bulevar con el abrigo
de piel e el brazo lo dio a otro hombre vino con una
radio a casa y así comenzó el comercio cambió después
la radio por blancas flautas de huesos las flautas por
cerámica por cuatro ventiladores de vagones y esos por
un pedazo de valle de río por una viña una vez una carga
de pianos y alguna noche portales apenas ya
hambrienta de leche baja pálida y caliente papá la llevaba
como una gata en el brazo

* * *

El gallo blanco como un cisne comió su propia cresta pero 
después en la casa de la playa el peine del bañero
y todos los peines en los cabellos de las mujeres
que estaban en el agua despue´s se comió en la
pista de baile en el restaurante a la salida de la ciudad los peines de 
cuatro parejas así como la reunión de comensales que estaba
allí sentada para charlar en el paisaje de viento nocturno y yo 
pensé cuando comí cuando ya maté al pollo
acaso puedo ir al mercado de antiguallas vender el cuello
finamente horadado como instrumento para cacarear

* * *

Albaricoque
(Prunus persica)
El origen del albaricoque está en China

Fruto: de tamaño medio, amarillo, con la parte
soleada roja. Pulpa blanca, jugosa, de sabor suavemente
agrio, maduro arroja fácilmente el hueso.

Ejemplos de ello

La cabeza de un alfiler
el taconeo de los ratones
la mecánica de precisión de una lana bella
la flauta de un hueso
el aterrizaje de escala de una actividad secreta
y de dos
kilómetros
cuadrados
el menor
de los tres
Y aprovecho también para dejaros un poema que leyó en el discurso de aceptación del Nobel, para que veáis una muestra de sus poemas-collages:

2 comentarios:

Momo Storyteller dijo...

A mi me requeteencanta la poesía. ¿Sabes? (fue Lorca el que me cogió la mano con 6 años)

Y, vaya... ¡Mi lista de libros para navidad no para de crecer! Voy a añadir este, porque el último poeama me ha hecho cosquillas. ¡Además! Que el modo en el que está escrito
me ha llamado muchomucho :)

Le pondré un asterisco para que mis padres le echen el ojillo más rápido.


(¡cosquillas!)

El chico que leía demasiado dijo...

Momo, eres maravillosa :)