viernes, 23 de septiembre de 2011

Reseña: Salmo y otros cuentos inéditos - Mijaíl Bulgákov

 

Título: Salmo y otros cuentos inéditos.
Autor: Mijaíl Bulgákov.
Editorial: Nevsky Prospects, 2011.
ISBN: 978849382461.
Precio: 17 €.

Nueve grandes de relatos del famoso autor de El maestro y Margarita, una de sus novelas más conocidas. Gracias a Nevsky Prospects, ahora podemos acercarnos a esta compilación de relatos, un registro más breve de Bulgákov.

El primer relato, Salmo, es una pequeña pieza teatral que narra una breve historia entre un adulto y un niño de cuatro años. El adulto le va contando al niño un cuento basado en la vida de ésta, en la que el niño se ve reflejado. El relato transmite mucha melancolía, con los dos personajes bebiendo té caliente, mientras que afuera hace mucho frío.
De El fuego del Jan me ha llamado la atención una supuesta cura que se aplicaba a los enfermos...aplicar excrementos de gallina en las mejillas...no sé si será muy efectivo. Durante una visita a un palacio, veremos cómo el mayordomo nos muestra lo poco que se valora y la poca importancia que le damos a las cosas antiguas (él refiriéndose al antiguo sistema). Podría ser perfectamente una metáfora de la vida. Tiene unos personajes muy sorprendente y un final impresionante.
Los cuatro retratos comienza con una cena con invitados. A través de los diálogos entre los cuatro personajes y de la observación de un cuadro de Karl Marx por parte de uno de ellos -con el que comienza la narración-, podemos vislumbrar la ironía con que el autor relaciona a los burgueses y a la vez ataca al gobierno.
En El holandés errante se nos presenta un fragmento del diario de un hombre aquejado de distintas enfermedades que iremos descubriendo a lo largo del relato, como tuberculosis, sífilis, lombrices, apendicitis...Tiene que estar viajando por varios lugares, yendo de aquí para allá. El final es muy humorístico, aunque tal vez el relato en sí esconda una leve crítica debido a que hacen viajar constantemente a un hombre enfermo.
Un tipo abominable es una fábula en la que un matrimonio tiene serio problemas económicos debido al alcoholismo de él. Sus métodos para conseguir dinero digamos que son un tanto...originales. Me ha gustado especialmente la labor de la traductora, para convertir juegos de palabras presentes en algunos de los nombres propios de los personajes, como Intestinov, Analgésikov, Jarábov o Medicaméntov. Un relato muy, muy original. 
En El agua de la vida, varios personajes esperan ansiosos ante la puerta de una tienda. Ésta se abre y las botellas de vodka comienzan a ''desaparecer'', ya que parece ser la bebida más codiciada en el pueblo. Y...¡qué bien lo vende el tendero! ;).

También veremos un poco de sátira hacia el gobierno en Tratado de la vivienda. Bulgákov nos muestra lo difícil que era adquirir una casa o un apartamento en el Moscú de los años veinte. Hay algunos datos curiosos -no sé si reales o no- como que los ascensores sólo podían ser utilizados por personas con afecciones cardíacas. Una cosa queda clara: nunca ha sido fácil la adquisición de una vivienda. Aunque el autor tiene una propuesta final...a la vez divertida e irónica.
Un día de nuestra vida narra una disputa entre vecinas. Una de ellas cree firmemente que su vida cambiará dentro de poco. Entre tanto, se nos entrelaza con otra historia de un cochero que transita por el mercado y cuya pasión es el vodka.

El último relato, Una historia de diamantes, se divide en seis partes. En la primera, El sueño y el banco del Estado, Mojrikov tiene un sueño el que se quema el banco del Estado, En la segunda, ¡Ella!, se nos presenta a una chica, a la que Mojrikov intenta persuadir convenciéndola de su supuesto buen trabajo. En La trasformación, asistimos al cambio de apariencia que sufrirá el protagonista para intentar enamorarla. En las últimas tres partes se nos continúa contando la historia, que, por supuesto, no desvelaré. Prefiero dejaros con el misterio y además añadiré que tiene un final inesperado.

Estilo narrativo: Es impresionante el cambio de registro dependiendo del relato. Me ha sorprendido mucho -y gratamente, por supuesto- cómo adapta el estilo según el relato. Unos son cómicos, otros más irónicos, otros tiernos...todos tratan distintos temas, pero ninguno de ellos pierde su carácter personal, transmitido por el autor.

Agilidad de la trama: Con un ritmo ágil, los relatos se leen sin darte casi cuenta. Uno te lleva a leer el siguiente, están muy bien escritor -y traducidos, ya que hay muchísimos juegos de palabras-. Hay que dejarse llevar y disfrutar del libro, que es una auténtica delicia.

Personajes: Muy bien logrados sin hacer grandes descripciones, tan sólo con cuatro pinceladas. Presenta gran variedad de personajes, cada uno a su manera, no tiene ninguno parecido a otro en ningún relato de los que componen este fantástico libro.

2 comentarios:

madison dijo...

Me encanta tu blog Sergio...

El chico que leía demasiado dijo...

Muchas gracias, madison :)

Un abrazo fuertote.